Prometo disfrutar de cada rincón descubierto, dejarme conquistar por calles escondidas. Prometo saltarme la ruta, atreverme a perderme, caminar hasta que me duelan los pies. Prometo ser viajero de ojos abiertos y corazón contento.

Anuncios